Tus Noticias de La Ribera

Un canto de amor a nuestro pueblo

Tous

Como está demostrado, "la cueva" fue la primera vivienda del ser humano, quien para vivir necesitaba cazar y también agua. Por eso, nuestros antepasados más remotos se establecieron en el territorio de Tous, donde esos requisitos eran abundantes. Ya que, al principio, se limitaban a comer únicamente lo que las plantas silvestres producían.

Posteriormente y con el tiempo además de la caza, iniciaron lo que ahora conocemos como agricultura. Y, sin duda fueron los
árabes; que estuvieron varios siglos asentados en nuestro territorio; quienes más hicieron por el establecimiento de los regadíos que nosotros disfrutábamos y, por el inicio del cultivo de los cítricos que conocimos, en las partidas de: "Escalona", "Terrabona", "Copay", "Bajo el Castillo", "La Balsa", etc.

Y, donde llegamos a ver, en perfecto uso, algunas de sus norias. Por otra parte, en cuestión de comer, cada cultura tiene sus preferencias en razón del conjunto de alimentos disponibles, además de sus prejuicios en relación a sus creencias,
algunas de las cuales, la musulmana y la hebrea, por ejemplo, y también algunas sectas, prohíben ciertos productos en su dieta.
Pero creencias aparte, la simple ley económica alimento/esfuerzo por conseguirlo, marca la pauta de lo que forma parte del
menú en las diversas regiones del mundo: Si el alimento abunda, se come, y si escasea o su tamaño lo convierte en difícil de recolectar, no se come. Así sucede por ejemplo que en la zona mediterránea donde comemos más frutas y verduras que en otros países o regiones, así como caracoles por su abundancia y fácil recolección. Pero, quede claro que, para comer tres veces al día, todos necesitamos que hayan agricultores para producir esos alimentos.
El territorio actual de un Ayuntamiento es su término municipal que es una suma de espacios más o menos productivos al servicio de las necesidades biológicas de las personas –que lo es- sino también un conjunto de lugares y paisajes de entre los que destacan las obras de carácter religioso como iglesias, ermitas o cruces de término, y las de carácter civil o militar, como puentes, torres y castillos, que al margen de la productividad, son imprescindibles para la oxigenación del espíritu, del alma, lo que es absolutamente esencial para la supervivencia del hombre. Por eso; como cada persona somos el resultado de una compleja combinación de factores físicos, de entre los que destaca el patrimonio genético (la sangre en términos vulgares), y de factores sociales, como la educación y el ambiente socio-religioso en el que vive; es que el paisaje y las costumbres socio religiosas, son fundamentales para la supervivencia del hombre.
Por otra parte, hay quien afirma que: "Vemos la Tierra como un objeto inanimado porque nos hemos alejado de ella. Y también nos hemos alejado de nuestro cuerpo. Son muchas las horas del día que pasamos sin ser conscientes de él.
Estamos tan atrapados en nuestro trabajo y nuestros problemas que nos hemos olvidado de que somos algo mas que nuestra mente....Y también nos hemos olvidado de que la tierra forma parte de nosotros y de que nosotros formamos parte de ella" (1).
De aquí lo significativo que es vivir siendo conscientes de la suerte que hemos tenido al nacer y poder vivir en el pueblo de Tous y en el nuevo Pueblo; del que en la Asociación del "Macizo del Caroig", decíamos que: "Más que un Pueblo es un Jardín", por la
cantidad y variedad de árboles y arbustos existentes en sus calles y jardines, lo cual es muy importante para la calidad de vida; a más de que como aseguran los científicos: "El seguro de vida de la humanidad tiene nombre de árbol" (2).
Es verdad que todos los pueblos tienen peculiaridades propias por lo que, a cada quien, nos parece que el nuestro es el mejor.
Pero, sin duda que estamos en un pueblo muy bonito y capaz para vivir cumpliendo las necesidades actuales de sus habitantes, de los que una parte significativa ya son nacidos en el nuevo emplazamiento. El paisaje de este territorio con el Júcar –ese rio tan esencial para la vida de todos los valencianos- que lo atraviesa por todo él lo convierten en un tesoro que no siempre quienes vivimos en él sabemos apreciar adecuadamente. Por eso es que hacemos estas reflexiones a publicar en el "LIBRO DE FIESTAS DE SAN MIGUEL".
Algunas personas que visitan el pueblo de Tous, creen que el origen del traslado por la construcción del Pantano se hizo
completamente a cargo del Estado (como era habitual que ocurriera en las obras de esta naturaleza) pero como no se quiso ir a
ninguna finca del I.N. de Colonización, tuvimos que afrontar el gasto del traslado. La inversión total de la obra (incluido el solar)
fue de 313.393.460 pesetas según lo contabilizado por el Instituto Nacional de Colonización (INC) de las que 151.081.905 ptas. fueron por cuenta del Estado y 162.311.555 ptas. lo fueron por cuenta de los vecinos, que lógicamente las han ido pagado
poco a poco, tal como permitía la legislación vigente para quienes accedían a una vivienda propia. Y, posteriormente las han mejorado considerablemente. Así es que de regalo, nada de nada. Los vecinos pagamos más del 50% de su coste total, y ello, a pesar de haber sido expropiados de hogares y tierras que se pagaron poco, tarde y mal, aunque ahora casi no nos acordemos de este mal trago.
Como es normal el pueblo ha crecido, se han mejorado, en su mayoría, las casas construidas por el INC, y se han trazado nuevas calles y edificado nuevas casas. Y, han sido reformados y ampliados los edificios
comunales: Ayuntamiento, Iglesia, Escuelas, Campo de Deportes, Cementerio, Piscinas (abierta y cubierta), Dispensario Médico, Cine y Hogar del Pensionista, con las ayudas de la Diputación, Consellerías y aportaciones municipales, tal como es propio de un pueblo pequeño pero muy aseado, casi un vergel,
como es el nuevo Tous. Bien es verdad que gracias a una reclamación que en su momento se planteó, el Ayuntamiento recibe el impuesto del IBI de características especiales, que paga el Pantano, por lo que se dispone de una fuente de financiación auxiliar que permite que la Corporación Municipal, pueda mantener unos servicios complementarios y conservar y mejorar los jardines y/o, la limpieza de las calles.
Pero me gustaría que quedase claro que todo lo que tenemos, se lo debemos a nuestros padres y antepasados que trabajaron sin descanso e insistieron para que el nuevo pueblo se construyese en lo que conocíamos como "El Ralenco"; donde las tierras eran nuestras; aunque por un pleito del siglo XVI, entre el Sr. de Alzira y el de Tous, se las concedieron al termino de Alzira, al que se le debió compensar; para que autorizase la construcción del Tous actual con una permuta de terrenos con el incremento de la
superficie que nos había traspasado, para que no objetara la construcción en lo que hasta ese momento pertenecían a su término municipal.
Para concluir, me gustaría finalizar el artículo deseando que todos los "toueros" seamos conscientes de la suerte que hemos tenido en nacer y vivir en un territorio tan especial. Y, que sepamos apreciar lo que vale su naturaleza y la vida que se desprende de ella.


(1)Thich Nhat Hann (Monje budista)
(2) Pepe Sierra (Diario Levante 20/04/14)

UN CANTO DE AMOR A NUESTRO PUEBLO
Juan Martorell Briz 

(Cronista Oficial de la Villa de Tous)

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Nuestro equipo

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA