Tus Noticias de La Ribera

Antonio Clemente, María José Catalá, Juan Giner y Blanca Garrigues se incorporan a la gestora del PP en Valencia

diputado-popular-Congreso-Ruben-Moreno El Comité Regional del Partido Popular de Valencia al que han asistido, además de la presidenta del partido, Isabel Bonig, el coordinador general nacional, Fernando Martínez Maíllo, ha aprobado oficialmente este miércoles la creación de una gestora en la provincia de Valencia.
Estará formado por él presidente del órgano, el diputado nacional Rubén Moreno, cuyo nombre ya se avanzó días atrás, la exconsellera y diputada María José Catalá, el senador Antonio Clemente, la parlamentaria autonómica Blanca Garrigues y el funcionario y exalto cargo Juan Giner. No figura en la lista la parlamentaria nacional Elena Bastidas, quien apareció en las quinielas en un primer momento.
El objetivo de este órgano es el de conducir al partido en la provincia de Valencia a un congreso que se atascó por el enfrentamiento entre el ya expresidente Vicente Betoret y la principal aspirante, la portavoz en la Diputación, Mari Carmen Contelles. Tras el absoluto desacuerdo entre ambas partes para siquiera alcanzar un pacto para el Comité Organizador del Congreso (COC), la dirección nacional del partido decidió imponer una gestora a la que Betoret accedió con la condición de que el congreso se celebrara tras el verano, que no se prolongara la situación de interinidad más de lo necesario y que sirviera para que el Partido saliera reforzado de este congreso, siendo pactado también por Contelles.

La decisión de constituir la gestora a la que hoy se ha dado luz verde se tomó al no cesar el enfretamiento público y privado que han venido arrastrando durante meses los dos candidatos con más posibilidades para dirigir el partido en la provincia, Vicente Betoret y Mari Carmen Contelles. El clima se enrareció de tal manera que Génova decidió dar este paso al frente. Tras reiteradas e infructuosas llamadas a la tranquilidad, advirtió de que el congreso que tenía que decidir el nuevo líder no se celebraría hasta que no hubiera un mínimo entendimiento, aplazándolo «sine die».
La reunión de este miércoles ha estado presidida por el coordinador general de los populares, Fernando Martínez-Maillo, y a ella no ha acudido Vicente Betoret, quien a partir de ahora deja de ser presidente provincial. El primero ha remarcado que se cierra una etapa tras haber conseguido, en coordinación con la dirección regional, encontrar una salida a «una situación que había que solucionar cuanto antes». Según ha dicho, no ha sido una determinación fácil, pero ha remarcado que «todas las partes están actuando con lealtad». En este punto, ha querido agradecer a Betoret su «generosidad, disponibilidad y lealtad» al respetar la decisión tomada y se ha mostrado convencido de que con ella están haciendo «lo correcto y lo necesario».
El dirigente popular ha hecho hincapié en que las cuestiones de partido han de quedar en segundo plano: «Es muy importante votar internamente, pero los que votan al final son los ciudadanos en las elecciones y la unidad es un valor esencial clave para conseguir su confianza».
La duración del órgano sigue siendo una incógnita. Maillo ha asegurado que ahora «no hay congreso», pero que la situación es temporal. El cónclave, ha incidido, se convocará cuando la gestora y la dirección regional consideren que se puede celebrar. En este sentido, ha apelado de nuevo a los estatutos, que marcan una duración de seis meses que se pueden prorrogar. «No hurtamos el derecho al voto del afiliado, lo que decimos es que la prioridad es la unidad», ha insistido, para reiterar que «por supuesto que habrá congreso en la provincia de Valencia cuando exista un clima de normalidad, de tranquilidad y cuando haya garantía de que esa unidad se mantendrá después de haber votado».
La misión de la gestora será ahora reconducir un partido que ha quedado seriamente fracturado tras el fuerte enfrentamiento entre Betoret y Contelles. La selección de personas que se encuentan al frente trata de visualizar precisamente esa independencia tanto de la dirección regional como de los sectores de ambos candidatos y, por supuesto, que todos ellos cuentan con el visto bueno de Génova. Especialmente destacado es el caso de María José Catalá, quien en su momento sonó como posible rival de Bonig para dirigir el PP valenciano. La diputada se ha mantenido equidistante durante todo este proceso.
Los cierto es que la dirección nacional sigue buscando lo que ha pedido desde el principio: unidad. Una palabra que el coordinador general del PP ha pronunciado reiteradamente. Y tratará de conseguir esa candidatura integradora que siempre han reclamado. Incluso se especula con que pudiera surgir otra nueva de este carácter descartando ya a Betoret o a Contelles. En el caso de que ninguno acabara cediendo, lo mínimo que trataría de evitar Madrid es un enfrentamiento como el que han mantenido hasta ahora.
Maillo también ha tenido este miércoles palabras para la líder de los populares valencianos, Isabel Bonig, con la que la relación no ha resultado muy fluida en determinados momentos. «El PPCV es clave para el PP nacional y hay que poner en valor el trabajo realizado por su presidenta y por la dirección regional en su conjunto, que ha conseguido mucho en una situación complicada».

 

Nota de agencia

Noticias La Ribera

La Ribera

TNR

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Nuestro equipo

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA