Tus Noticias de La Ribera

¿Y ahora qué?

Después de la Navidad y el fin de año, ¿qué hay después?

Del pasado solo podemos aprender para no repetir aquello que nos causó dolor.

Del futuro, solo podemos especular porque en realidad no existe.

Sólo nos queda el presente, que si bien los piensas y eres capaz de sentirlo, es el mayor presente que te puedas imaginar. No hay más grande regalo que el que puedas disfrutar ahora, en estos instantes, pues, créelo, no existe nada más. Como decía el afamadoBeatlesJohn Lennon: " La vida es aquello que sucede en el ahora mientras te distraes en el ayer o en el mañana". Se hace necesario tomar contacto con el presente para sentir la vida en todas sus dimensiones.

Respirar y dejar que entre la vida. Espirar y dejar que salga lo tóxico, lo enfermizo, y como no, lo negativo y perjudicial. Por eso brindamos en un fin de año por la salud y el bienestar, el éxito y la prosperidad, así alejar de nuestras vidas los horrores y las penas y poder atraer bienaventuranzas.

Creemos en dichos momentos de alegrías que sí es posible, que por qué no. Creemos que somos capaces de conseguir lo que nos propongamos y, como poseídos por un espíritu de triunfo, levantamos nuestras copas hacia el cielo y brindamos como nunca lo hemos hecho. Nos decimos en voz baja que esta vez sí vamos a conseguir perder esos kilos demás, que sí vamos a duplicar lo que ganamos, que sí vamos a viajar alrededor del mundo, que... en fin.

Desencajados al día siguiente por tanta fiesta y bebidas, recordamos la mitad de lo acontecido, pero por suerte la mitad otra sigue guardando los deseos que estamos dispuestos a darle forma esta año entrante.

Quizás, comencemos a caminar en dicha dirección, y si así lo hacemos, los obstáculos comenzaran a aparecer. Empieza la cuesta arriba. Sudores y lágrimas. Es costoso, sí. Nadie consigue las cosas que sean sin pagar su precio. Los días pasan. Las excusas se presentan. Y, en el primer mes nos abordan pensamientos con argumentaciones que intentan convencernos de que nada es tan importante. Hoy nos saltamos la lección, y mañana. Nos creamos silogismos mentales para lidiar con nuestras irreconocidas, o quizás no tanto, flaquezas. La cuestión es que finalmente, rendidos una vez más a dichos deseos navideños pasan al baúl de las frustraciones convirtiéndose en fugaces recuerdos donde la próxima navidad tomarán de nuevo su protagonismo. De este modo, el próximo año tendremos algo por lo que brindar.

Ojalá nos diéramos cuenta que nunca habrá cambios en nuestras vidas, en nuestro entorno si no somos capaces de provocarlos, crearlos y asimilarlos en nuestro interior. No mires fuera lo que no consigues ver dentro de ti. Crea primero dicha posibilidad y una vez halla calado hasta la médula, entonces trata de conseguirlo fuera. Es UNO MISMO quien ha de cambiar para conseguir sus deseos fuera. No hay más trabajo a principio de año y después del champan que aquel que pueda llevarte a la consecución de tus deseos estén donde estén y sean los que sean, pero siempre el viaje hacia tales objetivos comienza con la misma condición y dirección: tu interior.

La vida nos entrega no lo que queremos sino lo que estamos preparados para tener. Hay muchos sueños frustrados porque quienes desearon conseguirlos y no los alcanzaron, no tuvieron presente condiciones tan importantes como el nivel de conocimientos, la experiencia. Un buen plan de ejecución, los pros y contras, su sentido de urgencia e intensidad, el amor por lo propuesto y ciertos hábitos imprescindibles como son la perseverancia, la resiliencia y la humildad para seguir aprendiendo.

Si uno se hace una promesa en el momento que sea, también ha de contar que de su interior puede surgir el auto-sabotaje y, como burdamente se suele decir, mandar a freír espárragos la ocasión. Pero, si realmente el deseo tiene la fuerza necesaria, y es correctamente alimentado, cualquier obstáculo, por grande que sea, podrá atrasar, entretener, aparcar durante cierto tiempo, pero, como ave fénix, surgirá con mayor poder hasta tomar la forma deseada. Es la paciencia tal ingrediente para realizar proyectos y transformar vidas que si no contamos con ella, nada ocurre.

Gracias.

 

José Joaquín Llinares Nadal.

José Joaquín Llinares Nadal

J. Joaquín Llinares Nadal

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA