Tus Noticias de La Ribera

Mucho más que una desaparición

Zaira
"QUIEN CON SENTIMIENTO ESCRIBE SU HUELLA DEJA" porque todas las palabras que surgen del corazón, vuelven al corazón.

Hoy, en este siglo XXI, tenemos la suerte de encontrarnos con auténticas maravillas creativas que aflorarán en un corto periodo de tiempo como grandes artífices de pluma y papel, literatos, ensayistas y novelistas, artistas todos ellos que impregnarán la historia de sus presentes y futuros, de obras de alta calidad porque las llevan en sus venas. Sí, corren por sus arterias aquellas obras que seguirán haciendo del disfrute una necesidad. Jóvenes que cuentan con una imaginación extraordinaria para llevar a cabo tal destreza. Contamos con su habilidad para que haya una cultura del entretenimiento capaz de tocar fibras tan sensibles que multipliquen sus efectos positivos.

Hoy les presento a Zaira. Una escritora por explorar, con la capacidad de sorprenderse a sí misma, con el Don de aquel escritor/a capaz de conquistar con su relato a cualquier lector de novela de intriga.
Disfrútenlo.

 

MUCHO MÁS QUE UNA DESAPARICIÓN
Llevo muchos años como inspector de policía en mí pueblo y nunca había ocurrido un caso así, esta mañana un adolescente muy preocupado denunció la desaparición de su pareja.

En una gran ciudad desgraciadamente no sería una noticia tan extraña pero aquí en Tavertet, el número de habitantes no supera los ciento veinte por lo que prácticamente todos nos conocemos y hasta ahora el caso más importante que he atendido ha sido con diferencia el de la señora Sardá, también conocida como la mejor pastelera del pueblo que denunció la presencia de un excremento en su jardín cada vez que se disponía a salir de su vivienda. Mi compañero Andreu Clos y yo nos dirigimos a la escena del crimen de buena mañana en busca del culpable y finalmente resultó ser el perro que tenía como mascota el hombre que recientemente se había mudado a nuestro pueblo. Para solucionar la disputa únicamente tuvimos que trasladar la queja al responsable del animal, el cual se disculpó con la mujer e incluso le quiso invitar a cenar por todas las molestias ocasionadas. Actualmente se rumorea que su relación va más allá de la amistad aunque ya sabéis como son los pueblos tan pequeños como este, parece que la gente se alimente de rumores.

Pero esta vez se trataba de un caso de verdad, se trataba de la desaparición de una joven y nadie sabía su paradero. Únicamente disponíamos de la información que nos había facilitado Carles, su pareja, ya que era el único que tenía relación con ella, había venido para aprender nuestra lengua i solamente llevaba tres escasos meses.

- Por tanto, primeramente nos dirigiremos a su lugar de trabajo.- Después de repasar los escasos datos de los que constábamos dirigí mi mirada hacia mi compañero Clos buscando su aprobación a mi propuesta.

- Si, si como quieras.- La posición en la que se encontraba le delató, se había dedicado a jugar con su teléfono móvil en vez de prestarme atención como hacia gran parte de los días.

-Andreu, se que no estamos acostumbrados a encargarnos de casos tan complejos pero es nuestro trabajo y tenemos que ser profesionales y hacer todo lo posible para ayudar a esta mujer y a que nuestro pueblo vuelva a ser un lugar seguro, sabes de sobra que desde que se corrió la voz es el tema principal en todas las conversaciones, aquí y en todos los pueblos de alrededor.- Volví a dirigir mi mirada hacia el pero esta vez con una seria mirada para que entendiese que esta vez nos enfrentábamos a un caso más grave.

- Lo siento mucho, no lo había tenido en cuenta, ¿te importaría repetir toda la información de la que constamos?- Su mirada transmitía arrepentimiento por lo que acepté su petición.

- Por lo que nos ha contado Carles, la joven llevaba únicamente tres meses en el pueblo, su relación se confirmó hace poco más de un mes, nunca había querido hablar sobre el fallecimiento de sus padres, no presentaba interés en querer conocer a más gente y trabajaba en el taller de vehículos del pueblo, el último lugar en el que estuvo antes de su desaparición por lo que había propuesto comenzar la investigación dirigiéndonos allí e interrogando a Oriol Bellera, el dueño de este lugar. Mientras tanto, Carlos está preguntando a los vecinos del pueblo en busca de alguna pista que nos sirva de ayuda.- Esta vez las facciones de mi compañero demostraban que había estado prestando atención durante toda mi explicación mientras procesaba la información lo más rápido posible.

- Es una buena forma de comenzar pero ya conoces al Bellera y sabes lo cabezón que puede llegar a ser.- Tenía tazón, si hay algo que caracteriza a este hombre es su carácter, pero es una buena pista y tenemos que intentarlo por lo menos.

- No perdemos nada intentando hablar con él, ¿vamos ya?- Volví a mirarlo esperando una nueva respuesta por su parte.

-Claro, vamos.- Acto seguido nos dirigimos al exterior de nuestro departamento en busca del simpático Bellera.

Por el camino estuvimos organizando la investigación y nos pusimos de acuerdo en que el segundo lugar que investigaríamos seria su domicilio. Se trata de un apartamento en la zona más privilegiada del pueblo, desde donde se pueden observar las mejores vistas hacia el valle de Collsacabra.

El pueblo no es nada grande pero el taller se situaba precisamente en la zona más alejada de nuestra comisaria por lo que llegamos a nuestro destino después de veinte minutos en los cuales después de planificar la investigación nos dedicamos a disfrutar de las privilegiadas vistas mientras cada uno reflexionaba mentalmente sobre el caso.

Aparcamos nuestro vehículo aproximadamente a unos diez metros del taller y bajamos rápidamente. Era una sensación extraña, obviamente prefiero que el pueblo sea un lugar tranquilo pero desde pequeño me había imaginado como los protagonistas de mis novelas preferidas, siguiendo las pistas de un gran misterio, relacionando todos los detalles e interrogando a los sospechosos. Se podía definir como una mezcla entre preocupación por la desaparecida y emoción por vivir la experiencia que siempre había soñado.

El taller no se puede considerar pequeño, se trataba de un edificio de unos cinco metros de altura, con paredes de piedra y rodeado de una abundante vegetación como gran parte del pueblo. Andreu tomó la iniciativa de dirigirse hacia la puerta de entrada y llamar repetidamente a la puerta. Minutos después un sudado y sucio Oriol nos recibió en la puerta.

- Buenos días caballero, nos ha llegado una denuncia por la desaparición de una joven que según nuestras fuentes trabajaba en este establecimiento. ¿Serias tan amable de aportar información a la investigación o contestar algunas de nuestras preguntas?-

Era la primera vez que hacía algo así e intenté que fuera lo más profesional posible.

- Estoy ocupado ahora mismo y no tengo ni idea de dónde puede estar. ¿Puedo retomar mi trabajo ya?- Mi compañero y yo nos miramos notablemente frustrados ya que nos imaginábamos su reacción pero volví a intentarlo.

- Por favor, es un caso muy importante, usted es consciente de que nunca había ocurrido una cosa similar. Además si se niega a colaborar se convertirá en principal sospechoso por su extraño comportamiento y su cercana relación con la víctima.- Las facciones de Oriol demostraban sus grandes ganas de colaborar pero finalmente accedió.

- Está bien, pero rapidito que a mí no me sobra el tiempo.- Andreu y yo sonreímos complacidos y seguimos al mecánico hacia dentro del recinto.

Se trataba de un espacio amplio y viejo ya que siempre había pertenecido a la familia Bellera i Oriol nunca se había molestado en hacer grandes reformas para modernizar el espacio.

Había un trabajador utilizando maquinara con mucha habilidad y a su vez produciendo un escandaloso ruido por lo que el jefe del taller nos propuso pasar a su despacho para poder hablar con él más tranquilamente.

Una vez dentro, Bellera nos respondió a diferentes preguntas, pudimos confirmar que se encontraba dentro del taller durante la noche de los hechos gracias a las cámaras de seguridad que vigilaban las instalaciones, además de que no había nada fuera de lo normal en el comportamiento de la joven durante el par de horas en las que estuvo trabajando antes de desaparecer.

Agradecimos a Oriol su colaboración y nos dirigimos hacia nuestro vehículo nuevamente. El ambiente entre Andreu y yo era algo extraño ya que no me dirigió la palabra hasta que llegamos al coche. Una vez dentro se acomodó en su asiento de copiloto y dirigió su cara hacia su correspondiente ventanilla ignorándome durante todo el camino hasta el apartamento sumido en sus pensamientos.

Al llegar, estacionamos el coche justo enfrente de la vivienda pero antes de abrir la Puerta no pude resistir más y llamé la atención de mi compañero.

-¿Puedes explicarme esta actitud de repente?- Me dirigí a él muy preocupado sin entender que pasaba.

- Necesito llamar a un amigo para confirmar una cosa. ¿Te importa subir tu primero y enseguida te acompaño?- Seguía sin comprenderlo pero decidí rendirme y aceptar su propuesta.

Acto seguido me dispuse a salir del vehículo cuando el brazo de Andreu me sorprendió evitando que se alejara de este por lo que dirigí mi mirada hacia él esperando una explicación por su parte.

-Gracias por preocuparte por mí y haberme ayudado siempre. Eres el padre que nunca he tenido y un persona increíble que siempre está dispuesta a ayudar a los demás.- Sonreí enseguida, yo también lo consideraba parte de mi familia, ninguno de los dos había tenido una vida fácil pero siempre lo habíamos superado todo apoyándonos mutuamente y le apreciaba mucho.

-Sabes de sobra que también eres como mi hijo y que te quiero mucho pero ahora no es el momento de tratar este tema, nos tenemos que centrar en resolver este caso lo más pronto posible.- En ese momento pude percibir cierta preocupación en Andreu pero la pasé por alto y le dediqué una última sonrisa antes de abandonar el vehículo.

Me dirigí hacia el apartamento a paso rápido y decidido pero antes de haber cruzado la calle sentí una mirada intensa sobre mí, me giré y vi a mi derecha al nuevo trabajador del taller apuntándome con una pistola.

Zaira Denia Rovira.

 

Noticias Blog de José Joaquín Llinares Nadal

La Ribera

TNR

José Joaquín Llinares Nadal

J. Joaquín Llinares Nadal

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA