Tus Noticias de La Ribera

PAZ

Muchos somos los que buscamos la paz interior, a sabiendas de que esa paz o inquietud, la proyectamos al entorno, pues, lo que está dentro es lo que sale al exterior. Y, como ley universal declaraque todo lo que hay fuera es reflejo de lo que hay dentro. Cuidar totalmente lo nuestro, nuestros pensamientos, sentimientos y emociones es actuar de manera moderada, con raciocinio y verdad. "La paz os dejo mi paz os doy", dijo el Maestro Jesús, "y la paz que os dejo en nada tiene que ver con la paz del mundo". Exactamente dijo: "...no os la doy como el mundo la da". La pregunta clave es cómo da el mundo la paz. La paz que podemos encontrar en nuestras sociedades es una paz turbia a causa del egoísmo que impera en el corazón de los hombres con poder, puesto que son ellos los que dicen procurar una paz al pueblo cuando se preparan para las guerras. No obstante, las primeras industrias y de las cuales nunca se habla en los medios de información pertenecen a la industria armamentística, la de defensa, que abarcan fabricación de armas, tecnologías y equipos militares. Y esto ocurre en la mayoría de los países sumergidos en un silencio absoluto de cara a la sociedad. Su ingenio siempre ha consistido en promover la paz, una paz en el mundo pero sin dejar la guerra por cuestiones de intereses creados y un status quo que hay que defender y seguir manteniendo acosta de vidas humanas. Claro, está paz aciaga e infausta destruye el corazón del hombre por la desconfianza que generan ciertos mandatarios que no son más que unos hipócritas hablando de lo que desconocen y vendiendo humo al pobre ciudadano. Son como los fariseos que visten de lujo pero con pañales mojados. Esto no es paz, una paz que proviene del príncipe de este mundo. Quien tenga entendimiento que entienda. La paz de nuestro interior es un regalo de Jesús, más a sabiendas que dejó claro que Él era el camino, la verdad y la vida y la condición más sencilla al alcance de cualquiera que desee la paz es amarlo y amarla. Amar a Jesús para podernos regocijar de su envolvente magia. Jesús fue el rostro de Dios, ya que Dios en su infinitud es Todo lo que nos rodea, es Todo lo Creado, lo visible y lo no visible. Dios no es ni jamás ha sido patrimonio exclusivo de religiones, si lo es de sus creaciones puesto que en todas se manifiesta. Jesús fue el elegido para que el hombre tuviera la posibilidad de la reconciliación con Dios y su creación. La opción de la auténtica paz. Dijo Jesús que cuando se cumpliera su objetivo y retirara vendría a asistir al hombre en la tierra de los males que le afligen, a causa de la mentira que vive en un mundo donde la paz es guerra, el Consolador, que no es otro que el Espíritu Santo, el Espíritu de Verdad, el Espíritu de Dios, siempre y cuando tomáramos conciencia de que está ahí. De que es Eso, el Todo a pesar de no ver Nada con los ojos físicos, pero poder ver con los ojos de la mente que así Es. Lo espiritual no está dispuesto a los ojos del cuerpo,de ahí que se pida fe. Es como el viento, llegas a sentirlo pero nunca a verlo. Es como la electricidad, llegas a sentirla en sus efectos, pero no la puedes ver con los ojos. Es como un pensamiento en la mente, están ahí, existen porque los piensas, pero no los veras nunca. Es como el amor, lo sientes te ruborizas, pero no lo ves. El espíritu simplemente Es. Y solo se le puede sentir. Dios está ahí, el Consolador de la humanidad está ahí para que tú te acerques a Él. Nunca esperes que vaya el Padre a ti. Búscalo como si de un peluquero se tratara para cortar tu pelo. Él está a la espera de que su criatura acuda a su peluquería. Y, lo más extraordinario es que tienes un camino corto a través de Jesús, pues levantas una piedra y ahí está. Cortas un árbol y ahí está, te sientas en tu habitación, en soledad y ahí está. Respiras y lo respiras, Él está ahí pero si solo reprochas y exiges si dar un paso hacia su Presencia, nada encuentras.

La paz de Jesús es la paz de Dios. La otra, la paz del hombre. Es como si Jesús hubiese dicho: "A Dios os dejo, el Espíritu de Dios os asiste ante mi ausencia". Pero claro hay que creer en Dios, en Jesús y como no en el Consolador o Espíritu Divino. Y la olla no está para buñuelos, ¿verdad?. Pues nada. A seguir esperando que la paz caiga de manos de los que se empeñan en gobernar la naturaleza humana desde la laicidad. Que por cierto no es otra cosa que la misma filosofía de vida de manos del príncipe del mundo. No hay alternativas y aunque la laicidad ponderada por ingeniera socio-cultural con tintes masónicos busque la defensa de la libertad de conciencia, hemos de preguntarnos si es que Dios te inhibe de esta libertad de conciencia. Si crees que sí, permíteme decir que poco conoces a Jesús, te sugeriría que profundizases en sus obras. Solamente con aquellas palabras que salieron de su boca: "Busca el reino de los cielos y lo demás se te darápor añadidura", solamente buscando el reino de los cielos, la paz de Dios en el hombre te pasarás toda una vida.

Pero, claro la masonería también promueve otros valores para endiosar al hombre, bajo la sombra de no proclamar ateísmos, ni movimientos religiosos, la pregunta seria, sería ¿es qué acaso Dios no te permite creer en otras cosas? Cuenta tus creencias. Ellas no dañan tu relación con el Espíritu Divino. Es demasiado Grande para nuestras pequeñeces. Así como un buen padre espera que su hijo con el tiempo adquiera madurez y experiencia y entienda la vida, así el Padre espera que el alma despierte a la Verdad, al Camino y la Vida. Él es paciente, inmensamente paciente.

También se considera desde esta doctrina que se presenta laicamente al mundo a través de los tentáculos de la masonería que es espíritu de libertad. Diré que Dios es Amor y el Amor es libertad, nunca esclaviza. Toda condición de esclavitud proviene de falta de conocimiento, de falta de amor. El conocer libera, libera de las cargas de la ignorancia que la desinformación y los intereses en la sombra inyectan como veneno en la vida de los hombres. Eso es lo que retiene al hombre esclavo en su pesadilla y lo que le libera es que decida por sí mismo buscar ese reino, esa paz que está en su interior para que le libere de las cargas del opresor que no es otra cuestión que la ausencia de luz en la vida. Alumbra con la adquisición del conocimiento tu vida y comenzarás a caminar con más ligereza. Deja de engañarte, la verdad de Jesús te libera, la del hombre te esclaviza. El mismo conocimiento es un arma de doble filo. Tú mismo. Si las normas de convivencia de Dios para el hombre te encadenan, sigue con las del hombre. Dios es Amor, te creo a su imagen y semejanza. Explórate. No puedes tomar el nombre de Dios en vano porque para conocerle primero has de conocerte a ti mismo. ¿Ya lo has hecho? Cuando descubras que Vivir es una lotería y que tu fuiste premiado cuando te concibieron tus padres, cuando sepas con plena seguridad que eres el milagro de la vida, agradecerás a quien hizo posible este fenómeno y darás Gracias todos los días. ¿Hay algo más respetuoso, más honroso que tus padres? Ellos fueron los que te dieron el cuerpo que eres para esta experiencia Divina. Tú saliste de su costilla. RESPETALOS SIEMPRE. ¿Llevas en tu sangre el homicidio, está impreso en tu alma el asesinato? Naciste inocente, entonces porque crees que si Dios te dice no mates, lo rechazas. No te asustes, el poder está en crear y jamás en destruir. Y la semejanza Divina se culmina en la creación de una vida ejemplar dedicada a servir al prójimo como enseño Jesús. Jamás en servirse de los demás como enseñan otras doctrinas. Lo mismo te diré de tus actos, han de ser ejemplo a seguir, sí, para que quien te vea desee ser como tú porque solo haces el bien sin mirar a quien. No hay mala fe, impurezas en tus obras. ¿Es eso inhumano? ¿Te gustaría que te robaran aquello que tanto sudor y lágrimas te costó conseguir? Entiende que las leyes universales funcionan para todos y una de ellas nos recuerda que lo que hagas a los demás va de vuelta. ¿Qué hay de malo en respetar lo ajeno así como deseas que se respete tu propiedad? ¿Nada verdad? Entonces, ¿por qué rechazamos de pleno los mandatos básicos de Dios para el hombre alegando que de nada sirven en un mundo repleto de corruptelas? Empecemos a trabajar nuestros pensamientos que se convertirán en obras y veremos verdaderos cambios en nuestras vidas, en nuestras circunstancias y en el mundo. ¿Cómo te sientes cuando se requiere que el otro diga la verdad sobre un asunto que te concierne y miente? ¿Te sientes bien, o mal? La mentira duele. No mientas tú y quedarás salvo de la ingratitud ajena. Los falsos testimonios solo conllevan caos. Y nuestra mente y corazón desprecian la angustia que ello genera. Hablemos de la mente. Ese ordenador cuya función es pensar, recordar, reflexionar, imaginar y meditar. Las impurezas que entran en la mente a través de los sentidos son las impurezas que salen en forma de palabras y actos. Pero nuestras obras, nuestras conductas aprendidas consciente o inconscientemente identifican el cómo somos. Entonces, ¿qué hay de malo en vigilar lo que entra en nuestra más preciada joya que es la que maneja nuestra manera de vivir y sentir? ¿Hay algo de malo en que en vez de abandonar nuestra mente a su suerte, la consideremos de forma que a través del estudio y la lectura de calidad la conformemos a nuestra manera en vez de a la manera del "azar"? responsabilicémonos de ello y veremos la vida de otro color. Y el último decreto para la convivencia tiene una estrecha relación con el séptimo. Los bienes de los demás son fruto de su trabajo y si fueran de la corrupción que nos importa si la ley del universo dictamina que cada cual tendrá la paga de sus fechorías en esta o en la siguiente vida.Acumular riquezas cuando nada te llevarás al otro lado no tiene sentido, por eso un rico lo tendrá difícil, pero si es solidario con los demás e invierte en el bienestar del mundo para la verdad y la vida, se encontrará con las puertas de los cielos abiertas de par en par. Respeta dice este mandato, respeta al otro y todo lo suyo. El y no tú tendrá que dar cuentas a quien tenga que darlas de lo suyo.

Pero también cuenta que nace de la secularización, de la ciencia, la filosofía, la historia y las instituciones. ¿Acaso la ciencia, la filosofía, la historia y las instituciones y ministerios no están, a lo largo de la historia de la humanidad, impregnadas de Dios? no hay ciencia que no busque a Dios. No hay historia, ni filosofía ni institución que no tome a Dios por testigo. No obstante, las constituciones del país tienen a Dios presente en todas sus declaraciones.

Pero también dice que el estado no puede profesar culto religioso alguno. Y, la psicología bien sabe que no hay hombre sobre la faz de la tierra que aun renegando de Dios o teniéndole presente manifestará su opinión teñida o apartada de Dios. Pero Dios es Algo Presente que queramos o no está ahí. Además, el estado es un ente abstracto y son los hombres su constituyente.

Paro la laicidad proclama que el método educativo es especifico de la democracia. Y, ¿qué es la democracia sino libertad? La libertad verdadera es la que responsabiliza a cada cual de las consecuencias de sus actos y conductas. Asumir esa corresponsabilidad conlleva un compromiso con carácter autónomo, independiente y esta condición no esta ni de lejos amparada por el estado sino que ha de ser decisión del individuo. ¿Estás preparado para hacerte cargo de tu vida en todos y cada uno de los sentidos? Si es así no necesitas instituciones que te gobiernen. Necesitas aferrarte a la verdad que tendrás que buscar e interiorizarla para proyectarla en tu entorno. No existe más demócrata que Jesús en un mundo como el de hoy. Jesús dice que Él es el camino. Conócelo y comienza a andar. Dice que es la Verdad, conócela y descubrirás la auténtica democracia. Y dice que es la vida. Atrévete a vivir según sus enseñanzas y te asombrarás al ver cómo cambia la percepción de un mundo sumido en el gran engaño.

Pero la laicidad dice que se altera la relación entre el mundo y la religión sea cual sea. Acaso, ¿es Dios quien altera las relaciones entre los hombres y las naciones o, son los intereses creados por los hombres y naciones quienes alteran dicha armonía?

Enterémonos que Dios es el gran desconocido que su Presencia entre los hombres que creen en Él o no a través de Jesús y sus enseñanzas, les ha permitido a estos hombres que continuamente le desafían, ser su chivo expiatorio para ni realizarse como humanos ni dejar que los demás asientan este destino.

Si queremos paz, si realmente queremos paz, démonos cuenta que la oportunidad está en Jesús, ese otro gran desconocido por la humanidad y que ha sido utilizado a sazón de conveniencias de parte de quienes han querido obviarlo.

Jesús dice: "búscame y me hallarás. En mi está todo lo que necesitas para regocijarte de este reino que despunta en tu interior y que está reservado a los humildes de corazón".

Comienza tu aventura. Aventúrate a caminar de manos de un amigo que está en la verdad del hombre del mundo y del universo.

José Joaquín Llinares Nadal

 

Noticias

La Ribera

TNR

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA